Blcok Menu Especial

4557

Maldita Tentación

Fernando Bonilla, un ingeniero consagrado y con una linda familia, vive el fin de semana más intenso de su vida por cuenta de Estefanía Braun, una mujer demasiado hermosa e inteligente para ser cierta. Lo que empezó siendo un encuentro casual, un sábado cualquiera entre las góndolas de un supermercado, termina en un desenfrenado encuentro de pasión que los consume a ambos hasta la madrugada del día siguiente. Fernando no es un hombre de infidelidades ni secretos, pero este único pecado parece quedar atrás durante la conversación del desayuno entre ambos, que deja claro que lo acontecido no es más que una fuga de la vida y que todo ha de volver a la normalidad.

Fernando vuelve a su vida de familia, sin imaginar que a partir de este momento Estefanía dedicará cada minuto a seguirlo, a acosarlo con llamadas y apariciones cada vez más asfixiantes. Desesperado por el acoso y la intromisión de la mujer, Fernando una noche discute acaloradamente con ella a tal extremo de intensidad que pierde el sentido. Al día siguiente, su despertar es terrorífico: está tendido en un charco de sangre y Estefanía está muerta a su lado.Deshacersedel cadáver y de la sangre toma toda la madrugada. Al final de la jornada, la conciencia de Fernando está tan sucia como sus manos, pero encuentra algo de consuelo con la idea de haber salvado su hogar. Sin embargo, lejos de terminar la pesadilla, a la mañana de ese día, Matilde, su hija de 6 años, le trae a su papá, jugando al cartero, una correspondencia que acaba de entrar por debajo de la puerta.

Fernando abre el sobre y en su interior hay una nota que dice “No me gustó lo que hiciste con mi cadáver. Hoy a las seis de la tarde enel lugar señalado en el mapa. Ni te atrevas a faltar”. Aquella tarde Fernando le miente a Bibiana, su esposa, por primera vez en su vida, para poder escapar de su casa e ir al punto de encuentro señalado en la carta. A las seis de la tarde ha llegado a un salón oscuro en donde súbitamente se enciende un proyector y como cuchillas de una guillotina aparece en la pantalla un video que relata en secuencia el homicidio cometido por Fernando la noche anterior. Aterrorizado con los ojos anclados a la proyección, Fernando ve salir a la mujer, a Estefanía; ella, desde la distancia lo desafía con su presencia y cuando el miedo ya parece haber abarcado cada rincón del lugar ella le dice: “¿es la primera vez que ves resucitar a un muerto?”.

A partir de ese momento la vida de Fernando y de Estefanía quedan unidas por el miedo. Un miedo que él debe vencer, o cambiarlo por uno peor, en cada prueba que la mujer le pone para cumplir una venganza que lleva planeando desde años atrás a raíz de un trauma de la infancia del cuál Fernando, sin saberlo, es el protagonista.